Estrategias de Blackjack

A primera vista, el Blackjack es un juego muy simple: si pasas los 21 puntos, pierdes; si llegas a menos de 21, entonces ganarás, siempre y cuando el croupier no mejore tu puntaje. Sin embargo, si le prestas atención más profundamente, de pronto, se convierte en un juego mucho más complejo con mucho más por ofrecer de lo que parece a simple vista.

Para los jugadores relativamente nuevos, la tabla de estrategia del blackjack puede ayudar a mejorar la toma de decisiones y aumentar las probabilidades de ganar, pero los jugadores más avanzados, quienes ya conocen la tabla, pueden encontrar más atractivas las estrategias y sistemas más avanzados del Blackjack.

Existen muchas estrategias diferentes, o sistemas de Blackjack, algunas están establecidas y ya son reconocidas, mientras que otras son creadas por jugadores entusiastas. La mayoría no se ocupa del proceso en sí y de la toma de decisiones del juego, sino que ofrece sugerencias relacionadas con la estructura de apuestas. Por eso, estos sistemas se pueden utilizar en el Blackjack, pero también en otros juegos, como la Ruleta.

Estas son algunas de las estrategias más famosas y reconocidas. Hemos intentados describirlas de una manera fácil de entender para que no suenen demasiado complicadas y también para mostrar sus fallas.

Sistema Parlay

El Sistema Parlay es un sistema de progresión positiva, es decir, aumentas tú apuesta con cada jugada ganada: apuestas lo que ganaste en la última mano. Es decir, si apostaste 1€ y ganaste otro 1€, entonces sumarás el 1€ que ganaste a tu apuesta inicial y apostarás 2€ en la siguiente vuelta. Continuarás con esta modalidad, y si todo va bien, terminarás con una jugosa ganancia. De todos modos, si pierdes, perderás todo lo que ganaste. Entonces, regresas a tu apuesta inicial. Este es una desventaja importante de este sistema: te puede ayudar a ganar en grande o dejarte sin haber ganado nada.

Sistema Paroly

Otro sistema de progresión positiva, en el que cada vez que ganas, duplicas tu apuesta. Es decir, si apostaste 1€ y ganaste, entonces, apostarás 2€ en la siguiente, 4€ en la siguiente y así sucesivamente. En teoría, la idea de solamente apostar más cuando ganas, maximiza tus ganancias. En cuanto a los traspiés, es lo mismo que con el sistema Parlay.

Sistema Martingala

A diferencia de los dos métodos anteriores que son de progresión positiva, este es un sistema de progresión negativa. Básicamente, a la inversa del Paroly, solamente duplicas la apuesta si perdiste en la anterior. Este es el método más controvertido porque juega con la debilidad de un adicto a los juegos de azar de siempre querer intentar y eliminar las pérdidas, sin importar cuál sea el costo. La falla principal del Martingala y de todos los otros sistemas de progresión negativa es que si continúas perdiendo, podrías terminar quedándote sin dinero para completar tu estrategia.

Sistema Labouchere

Otro sistema de progresión negativa. Este es un método más complejo que trabaja reduciendo el valor de una serie de seis cifras. Puede ser cualquier número o secuencia que represente las unidades que debes apostar, es decir, 1, 3, 6, 6, 7, 8. Comienzas apostando el primero y el último número. En este ejemplo, 1 y 8, que equivalen a 9. Si ganas, tachas esos dos números y te mueves hacia adentro para seleccionar los dos siguientes, en este caso, 2 y 7, que equivale a 10. Si pierdes, añades tu última apuesta al final de la secuencia, en este caso, 9. Así que ahora tu secuencia es 1, 3, 6, 6, 7, 8 y 9. Entonces, tu siguiente apuesta es 1 y 9, lo que equivale a 10. Repites este proceso hasta que hayas tachado todo el conjunto de números y luego, comienzas una nueva ronda. Es bastante complejo y, además, padece las mismas desventajas que el Martingala.

Sistema 1-3-2-6

Este método se rige por la teoría de que un jugador puede ganar cuatro veces consecutivamente. A medida que gana, el jugador apostará en unidades de 1, 3, 2 y 6. Es decir, la primera vez que gana, apostará una vez la suma que apostó previamente. Si vuelve a ganar, apostará lo que ganó, pero tres veces esa suma y así sucesivamente. Si el jugador pierde una apuesta antes de concluir el ciclo, entonces, regresa a la primera etapa y comienza de nuevo.

Como puedes ver, estas estrategias están lejos de ser a prueba de tontos y algunas son más arriesgadas que otras. Si las pones en práctica y tienes suerte, podrías obtener interesantes ganancias, pero no olvides que si pierdes tu suerte en el camino, estos métodos, especialmente los de progresión negativa, te pueden generar pérdidas importantes.

Los Mejores Casinos

William Hill William Hill 200€
888Casino 888 500€